jueves, 03 / mayo / 2018

Frutales y uva de vino son las producciones que se han visto más afectadas por los pedriscos y la helada de los últimos días

Las tormentas de pedrisco de los últimos días causan daños sobre todo en los frutales de Murcia, Cataluña, Aragón y Extremadura. 
La uva de vino de Castilla-La Mancha es el cultivo más afectado por la helada ocurrida en la madrugada del 1 de mayo. 

La adversa climatología registrada en prácticamente toda la península en los últimos días de abril y primeros de mayo ha causado daños en diversos cultivos del campo español. Aunque es pronto para hacer valoraciones, cabe señalar que ya se han recibido declaraciones de siniestro de cerca de 19.000 hectáreas de cultivos.

Varias tormentas de pedrisco se han distribuido por toda la geografía española, por las cuales se han recibido reclamaciones de más de 10.000 hectáreas. Unas 6.200 corresponden a producciones de frutales, sobre todo en la Región de Murcia –que acumula más de 2.500–, aunque también son importantes los daños en fruta registrados en otras provincias como Huesca, Badajoz y Lleida. Los pedriscos también han afectado a cereales, uva de vino y hortalizas, y a otras provincias, como Córdoba, Sevilla y Almería. En esta última se han vuelto a ver dañados algunos invernaderos, tanto en sus estructuras como en sus producciones hortícolas.

Asimismo, en la madrugada del 1 de mayo se produjo una importante bajada de temperaturas que llegaron a situarse por debajo de cero grados en muchos puntos de Castilla-La Mancha. En este caso la superficie de la que ya se han recibido declaraciones de siniestro asciende a cerca de 5.300 hectáreas, de las cuales casi 4.800 corresponden a uva de vino. Cuenca y Toledo son de momento las provincias que registran más daños, si bien también se han visto afectadas Albacete, Ciudad Real y puntualmente La Rioja, Valladolid y Burgos.

Cabe recordar que el seguro de frutales, uno de los cultivos más afectados, cuenta con un nivel de aseguramiento en producción de más de un 83% a nivel nacional. En el caso de la uva de vino, en Castilla-La Mancha el porcentaje de implantación en producción asciende a casi un 62%.

Agroseguro ya ha iniciado la planificación de las labores de tasación, por lo que es importante que los asegurados vayan remitiendo los partes de siniestro con la mayor celeridad posible. Los daños ocasionados por este tipo de sucesos están cubiertos por el sistema de seguros agrarios combinados.

Agroseguro

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se están produciendo en los últimos meses y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.