Proyectos

 

Niveles de tolerancia a riesgos climatológicos de hortalizas de hoja para IV gama

Grupo de Calidad, Seguridad y Bioactividad de Alimentos Vegetales. Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. CEBAS-CSIC

Agroseguro ha solicitado la colaboración del grupo de investigación del CEBAS-CSIC, experto en productos de IV Gama, que dirige la Dra. Isabel Gil para elaborar una Norma Específica de Peritación de los daños ocasionados durante la producción de materias primas destinadas a IV Gama. La calidad de la lechuga en IV Gama es una combinación de atributos entre los que se incluyen la apariencia visual (frescura, color), textura (crujiente, firme), sabor (gusto y olor), valor nutritivo (antioxidantes) y de seguridad alimentaria (ausencia de residuos físicos, químicos y de contaminación microbiológica). Esta calidad puede verse afectada por factores climatológicos adversos. El objetivo de este estudio es establecer los niveles de tolerancia a factores climatológicos (heladas, pedriscos, lluvias, viento y quemaduras solares) de las materias primas destinadas al procesado en IV gama con la finalidad de que estén amparadas por un seguro agrario.

Entre las materias primas más relevantes para IV Gama que se incluye en este estudio están las denominadas “babyleaf” de acelga, espinaca, rúcula (salvaje y doméstica), tatsoi, berro y mizuma, así como todo tipo de lechugas como Iceberg y Trocadero entre las acogolladas compactas, Romana, miniRomana, Baby Romana entre las acogolladas poco compactas de hojas rectas, Cogollo de Tudela y Little Gem de escaso porte así como Batavia, Hoja de Roble, LolloRosso, Lollo Verde, Cresta y Escarolas.

En este estudio se ha recogido la información disponible sobre superficie cultivada, producciones y rendimientos de lechugas, escarolas, espinacas y acelgas a través de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE) del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino en colaboración con los Servicios Estadísticos de las Comunidades Autónomas. Según ESYRCE (2008), la superficie nacional destinada al cultivo de lechuga es de 38.000 ha y de 3.000 ha para escarola.

Evolución histórica de la producción de lechuga romana y acogollada en España.

En este estudio se han identificado las zonas de producción de las principales materias primas para IV Gama gracias a la colaboración de productores y procesadores de IV Gama entre los que se incluyen al grupo Primaflor (Pulpí, Almería), Pentaflor Hortícola (Florette, Milagro, Navarra), Verdifresh (Valencia) y Agrolito (El Jimenado, Murcia).Se ha recopilado información sobre las producciones medias por hectárea y los gastos de cultivo.Los datos de producción de lechuga en España señalan a la Región de Murcia y Andalucía, como las Comunidades de mayor producción, seguidas de la Comunidad Valenciana.

Distribución de la producción total de lechuga en España por Comunidades Autónomas.

Murcia y Almería se han especializado en el cultivo de lechugas minihojas o “baby” debido al aumento en el consumo de estos nuevos ingredientes, los cuales proporcionan a las ensaladas de una mayor gama de colores y sabores. Los principales tipos de lechuga empleados en IV Gama son: iceberg, romana, batavia, trocadero, lollorosso, lollobiondo y hoja de roble. El calendario de ciclos de cultivo cubre la producción de todo el año y se distribuye por campañas:

    • Campaña de invierno: Almería, Córdoba y Murcia.

    • Campaña de verano: Álava, Granada y Soria.

    • Campaña de Primavera y Otoño: Albacete, Navarra y Zaragoza.

Además, se han descrito las anomalías que pueden presentar las materias primas considerando las plagas, enfermedades y posibles fisiopatías que puedan inducir a error para el diagnóstico diferenciador de las alteraciones producidas por factores climatológicos de las enfermedades parasitarias o carenciales de ésta. Así se identifica que las principales plagas de lechuga se deben a Trips, minadores, mosca blanca y pulgones. Las enfermedades más comunes que pueden sufrir las lechugas son Antracnosis, botritis, milidiu velloso, esclorotinia, virus del mosaico de la lechuga y virus del bronceado del tomate. En cuanto a fisiopatías, están causadas por agentes abióticos como temperatura y luminosidad, lluvias, salinidad, fertilización, fitotoxicidades, etc.

Manchas redondeadas o Russetspotting como consecuencia de la exposición al etileno.

Por otra parte, uno de los objetivos más importantes del estudio ha sido la elaboración de las especificaciones de calidad para cada materia prima utilizada para IV gama con el fin de establecer el nivel máximo de tolerancia a los factores climatológicos permitiendo identificar los daños y el alcance de las lesiones para poder determinar las pérdidas ocasionadas por la incidencia del siniestro. Estas especificaciones incluyen apartados que describen el producto, ofrecen datos sobre la duración del ciclo de cultivo, rendimiento y coste e informan sobre parámetros físicos relacionados con la madurez y la aptitud para el procesado en IV gama. Además, en estas fichas se identifican los parámetros críticos cuya presencia causa el rechazo del producto y de aquellos defectos mayores y menos de calidad que pueden admitirse siempre que su presencia sea inferior a la tolerancia máxima.

Finalmente, se evaluó el peritaje de cabezas enteras de lechuga basado en la pérdida de hojas exteriores envolventes. Las principales conclusiones fueron que la peritación basada en las pérdidas de peso que ocasiona la eliminación de hojas no es adecuada y se recomienda realizar la peritación en base a la reducción del calibre de la cabeza.