martes, 20 / septiembre / 2016

Seguro para Explotaciones de Uva de Vino, una herramienta de trabajo para el agricultor

España es uno de los principales productores mundiales de uva de vino, un sector de gran relevancia económica, social y cultural en nuestro país. La vid ocupa el tercer puesto en extensión de terreno cultivado, en relación con otros cultivos típicos en España, situándose por detrás de los cereales y del olivar.

Esta situación queda también reflejada en las cifras de seguro agrario. Así, en las últimas dos cosechas, el seguro para uva de vino ha sido el segundo que más se ha contratado, tanto en número de pólizas, como en superficie asegurada, tan solo por debajo de cultivos herbáceos.

En total, para la cosecha 2016, se firmaron cerca de 26.600 pólizas que daban cobertura a casi 386.600 hectáreas de cultivo y a 2,63 millones de toneladas de uva de vino. Por comunidad autónoma, Castilla-La Mancha es la que más contrata este seguro, con cerca de 13.000 pólizas, casi 210.000 hectáreas aseguradas y 1,46 millones de toneladas.

También destacan otras comunidades autónomas, entre las que se encuentra Castilla y León, que para la cosecha 2016 registró cerca de 1.900 pólizas de seguro de uva de vino, que daban cobertura a más de 22.140 hectáreas de cultivo y a una producción de uva de vino de casi 132.300 toneladas.

Del lado de los siniestros, durante los últimos años, las condiciones climáticas de nuestro país están destacando por su gran variabilidad e intensidad. En 2016, hasta el momento, son cerca de 49.000 las hectáreas de uva de vino afectadas por los distintos fenómenos meteorológicos ocurridos.

El pedrisco, como en años anteriores, continúa siendo el riesgo que más daño causa en las explotaciones de uva de vino, registrando, en esta ocasión casi 21.200 hectáreas afectadas. Le siguen los riesgos de sequía y helada, con superficies de cerca de 10.200 y de 9.690 hectáreas de cultivo dañadas respectivamente. Entre los tres riesgos acumulan más del 83% del total de las hectáreas con siniestro.

En total, la previsión de indemnización para los viticultores que en 2015 aseguraron la cosecha 2016, asciende, hasta el momento, a más de 17 millones de euros.

Este tipo de situaciones, tan adversas para las producciones agrarias, ponen de manifiesto la conveniencia que tiene para los agricultores contar con un seguro para Explotaciones de Uva de vino, cuyo periodo de contratación inicia el 1 de octubre. Además, para esta campaña, se incluye como novedad un 5% de bonificación para nuevos asegurados o hayan dejado de suscribirlo los tres últimos años.

Este seguro cuenta con un seguro base, con cobertura para todos los riesgos a nivel de explotación, al que se pueden ir sumando garantías adicionales con las que el viticultor puede adaptar el seguro a sus necesidades de coste y cobertura. Las distintas opciones de aseguramiento se reparten en dos grupos, Seguro de Otoño y Seguro de Primavera.

SEGURO DE OTOÑO:

Seguro Base: Cubre los riesgos de pedrisco, riesgos excepcionales, helada, marchitez fisiológica y resto de adversidades climáticas, por explotación.

Módulo 2A: Seguro Base + Garantía Adicional 1. Cuenta con las mismas garantías que el Seguro Base e incluye el riesgo de pedrisco a nivel de parcela.

Módulo 2B: Seguro Base + Garantías Adicionales 1, 2 y 4. Cuenta con las mismas garantías que el módulo 2A y además:

- Para los riesgos excepcionales se puede elegir el cálculo de la indemnización por explotación o por parcela.

- Para resto de adversidades climáticas se permite escoger un garantizado del 50, 70 u 80% (*).

- En la garantía a la plantación el cálculo de la indemnización es a nivel de parcela.

Módulo 3: Seguro Base + Garantías Adicionales 1, 2, 3 y 4

Cuenta con las mismas garantías que el módulo 2B y además:

- Para los riesgos excepcionales, y helada y marchitez fisiológica el cálculo de la indemnización es a nivel de parcela.

(*) Elegible para asegurados que tengan asignado para el garantizado del 70% un nivel de riesgo menor o igual a 2, según figura en base de datos para cada uno de los productores.

SEGURO DE PRIMAVERA:

Cubre los riesgos de pedrisco y riesgos excepcionales por parcela y permite escoger los riesgos de helada y marchitez fisiológica por explotación o por parcela.

Categoría:Artículos