Wednesday, 14 / October / 2020

Agroseguro renueva la posibilidad de contar con un 5% de bonificación al contratar el seguro de cultivos herbáceos

El plazo para beneficiarse, en Andalucía y Canarias, termina el 31 de octubre

Los fenómenos meteorológicos adversos son cada vez más frecuentes y extremos. Agroseguro es consciente de sus consecuencias económicas para los agricultores, por lo que, con el objetivo de apoyar la contratación del seguro de cultivos herbáceos frente al riesgo de sequía, un año más, concede una bonificación del 5% a aquellos que contrataron el módulo 1 o 2 en secano para asegurar la cosecha 2020 y ahora vuelvan a hacerlo para la cosecha 2021. Una mejora de la que el pasado año se beneficiaron hasta el 70% de los productores asegurados de cultivos herbáceos en toda España, y que, en el caso de Andalucía y Canarias, podría favorecer a más de 3.000 agricultores en total.

El seguro de cultivos herbáceos extensivos protege producciones tan significativas como trigo, cebada, avena, centeno, arroz, girasol, maíz, garbanzo, lenteja o judía, entre otros cultivos, y la bonificación del 5% se concede para la contratación que se haga hasta el 31 de octubre, aunque el periodo de suscripción se mantendrá abierto hasta el 30 de noviembre sin el 5% de descuento.

Recordemos que, en el año 2017, los agricultores sufrieron una situación muy grave de sequía que elevó las indemnizaciones de los cultivos herbáceos, a nivel nacional, hasta los 220 millones de euros. En 2019, a pesar de ser recordado como el año de las reiteradas gotas frías (DANA), la sequía elevó el coste de los siniestros para estos cultivos a 93 millones. Por el contrario, en el año 2018 y durante el 2020, se han registrado fuertes y reiterados pedriscos, que arrojan daños por encima de los 83 y 43 millones de euros respectivamente. Así, el total abonado a los agricultores en los últimos cuatro años por daños en cultivos herbáceos alcanza casi los 440 millones de euros.

Contar con un seguro agrario puede marcar la diferencia entre perderlo todo o seguir adelante. Por ello, se ha consolidado como la mejor herramienta de gestión de riesgos para agricultores y ganaderos.