Proyectos

 

Informe sobre la posible incidencia de heladas en parcelas de frutales

RESUMEN INFORME AGROSEGURO 2018

ANTECEDENTES

AGROSEGURO, S.A., dispone de un conjunto de parcelas aseguradas por helada de invierno en Castilla-La Mancha (sureste de la provincia de Albacete), y establece un sistema de control para el seguimiento de la incidencia térmica, en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, con la participación de los Drs. D. Francisco J. Montero Riquelme, D. Antonio Brasa Ramos y D. Francisco Montero García, y de D. José Bernardo Rodríguez, por parte de AGROSEGURO, S.A.

OBJETIVO

El objetivo concreto de este trabajo es la evaluación, a partir de la sintomatología observada y de la información climática disponible, de la posible incidencia de heladas en parcelas de frutales contratadas con AGROSEGURO, en el período trascurrido desde el 1 de marzo hasta el 30 de mayo de 2018 donde el cultivo de frutales está expandiéndose hacia zonas de alto riesgo.
En este sentido, se plantea la necesidad de determinar la temperatura mínima absoluta de cada parcela, y la estimación del período de tiempo en el que cada una de ellas, está sometida a valores térmicos susceptibles de incidencia negativa.
Este trabajo se enmarca en la línea de explorar el uso de los sistemas de información (SI) para la planificación y gestión del riesgo de heladas en frutales, proporcionar herramientas de seguimiento y evaluación de la variabilidad microclimática del cultivo de acuerdo a las condiciones particulares de las parcelas objeto de estudio, y aportar información útil para la planificación táctica del mismo.

METODOLOGÍA

Las primeras informaciones recabadas se obtienen de las redes de sensores inalámbricos que se instalan en las parcelas control, de la captura de información microclimática in situ, de la revisión y análisis en web vinculado al seguimiento fenológico de cultivos, y de la información disponible de la red estatal de estaciones climáticas próximas ofrecida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) de la red de estaciones Agrometeorológicas del Sistema de Información Agroclimática para el Regadío (SIAR), del Sistema de Información Agrario de Murcia (IMIDA) y del Servicio integral de asesoramiento al regante del Centro Regional de Estudios del Agua de la UCLM (CREA). La red de estaciones utilizada afecta a los TM de Almansa, Ontur, Pozo Cañada y Caudete (provincia de Albacete) y Yecla (Murcia). Las parcelas control se ubican en el área de Mingogil (Hellín), de Cancarix (Hellín), de Pinilla (Chinchilla de Monte-Aragón), y de Fuentealamo.

RESULTADOS

La información derivada de las visitas practicadas a las parcelas control y de la observación térmica microclimática, monitorizada durante el periodo comprendido entre el 7 de febrero y el 23 de marzo de 2018, constituye el núcleo de información relevante del presente estudio.

La particularidad del período crítico en los días 19-26 febrero, refleja valores extremos de -7,8ºC el 24-2-18 en Fuenteálamo. En este sentido, la duración del periodo con temperaturas inferiores a -3.9ºC, en la zona de estudio, alcanzó los valores siguientes.

Por otra parte, se realiza un seguimiento fenológico, en el entorno de los días críticos, a los órganos más sensibles para comprobar la incidencia de las temperaturas acaecidas. En las Imágenes 1 a 10 se muestran los estados observados en fechas comprendidas entre el 27 de febrero con estados fenológicos iniciales de botón cerrado, y el 23 de marzo.

La monitorización y el seguimiento fenológico de los órganos más sensibles, permite realizar una evaluación precisa de la incidencia térmica y del efecto fisiológico. Por otra parte, las temperaturas críticas, inferiores a 0ºC, inferiores a -2,5ºC (límite térmico para melocotonero en estado de floración plena) e inferiores a -3,9 (límite térmico para melocotonero en estado de botones cerrados), se han presentado durante los intervalos temporales analizados.
Los resultados obtenidos, en función de la metodología utilizada, permiten concluir que la sintomatología detectada en campo y la información climática utilizada, no reflejan daños por heladas.